Busca y encuentra tu mejor Restaurante Chino

Un restaurante chino es un establecimiento que sirve comida china fuera de China. La mayoría de ellos están en el estilo de restaurante cantonés, a menudo adaptado a las preferencias locales, como en la cocina china americana y la cocina china canadiense. Los restaurantes chinos en los Países Bajos suelen combinar comidas cantonesas e indonesias en su menú. Las comidas para llevar chinas (Estados Unidos y Canadá) o las comidas para llevar chinas (Reino Unido y Commonwealth) también se encuentran como componentes de los establecimientos de comidas para llevar o como establecimientos separados, y sirven una versión para llevar de la cocina china.


Restaurantes chinos cercanos a tu localización. (Elije tu carta)


restaurante chino moderno

¡Los palillos están listos! La escena de la comida china de España es una bestia diversa. Hay dim sum cantonés, fogosos hotpots de xinjiang, platos básicos de casas de té, fragantes platos de Sichuan y el clásico pato de Pekín (y mucho más), en restaurantes tanto de alta gama como súper informales – incluyendo algunos de los mejores lugares de todas las ciudades y los más buscados para comer barato (también hay algunos en Chinatown). Todos están incluidos en nuestro resumen de los mejores restaurantes chinos de España.


platos comida china

Si miramos al pasado, la calidad genérica de los restaurantes chinos en España, en media, ha sido mediocre. Y esto siendo bastante benévolos en opinión. Cualquiera que haya viajado a otros lugares en Europa en los que hay chinos decentes, habrá comprobado por sí mismos que lo que te sirven aquí no tiene casi nada que ver con la auténtica comida de que se hace en China, una de las más espléndidas del mundo. Por suerte, el hecho de que haya una presencia de una comunidad china nativa cada vez mayor, ha hecho que salgan restaurantes “chinos chinos“, que no tienen casi nada que ver con los chinos tal cual. Os vamos a exponer 9 diferencias:

  1. En un restaurante chino tradicional te encontrarás platos que nunca verás en China, ya que provienen de inmigrantes orientales de Estados Unidos: el arroz tres delicias, los rollitos primavera, el chop-suey, el cerdo agridulce, y muchos platos comunes más. En los “chino chino” no suelen tener este tipo de platos, y si lo tienen, es sólo para satisfacer a los consumidores como nosotros. normalmente cuentan con dos cartas: una carta A para los no chinos y otra carta B con las cosas buenas de verdad.
  2. Los restaurantes “chino chino” ofrecen auténticas delicias como pueden ser las sopas de tallarines, el dim sum (que son aperitivos cantoneses), el jiaozi (un tipo de empanadillas), los hot-pots (una clase de fondue en caldo), el wonton (bolsitas de pasta rellenas), el xiaolongbao (unos bollitos que están rellenos al vapor), o algunas de los cientos de variedades de la comida regional china que no las vas a ver de ninguna manera en los chinos sin más.
  3. Los camareros que hay en los chinos tradicionales, suelen hablar un español más o menos decente, y no hay problemas de comunicarte con ellos y entenderse. En los “chinos chinos” la cosa no es así y puede que sólo haya una persona que sepa algo de castellano, y posiblemente las equivocaciones con lo que has pedido sean frecuentes. Esto forma parte de su encanto, por lo que no debes de enfadarte ya que así descubres platos nuevos.
  4. Esto no me lo negareis, pero la decoración de los chinos es realmente espantosa, con réplicas de pagodas y sus lacados omnipresentes. En los “chinos chinos” la decoración es todavía más fea: el estuco veneciano, las sillas forradas de plástico y los cuadros imposibles están a la orden del día. Son realmente cutres y dan aspecto de decadencia, y si entras es debido a que alguien te lo ha recomendado,  que si no, saldrías corriendo.
  5. Los restaurantes chinos suelen ser en su mayoría bastante económicos, y comes entre mal y regular. En los “chino chino” suelen ser igual de baratos y ten por seguro que comerás como un emperador de la dinastía Ming.
  6. Los nombres de los restaurantes chinos suelen llamarse “Buda Feliz”, “Gran Muralla“, “Emperador” y similares. En cambio en los “chinos chinos” suelen tener un nombre con letras en chino o un nombre español heredado del negocio anterior, tipo “Don Juan”.
  7. El “chino chino” sirve guisos increíbles hechos con partes poco nobles procedentes de animales, que llevan la casquería a una dimensión desconocida. En cambio, los chinos tradicionales no se atreven dado que no quieren asustarnos con un pulmón de cerdo hecho a la plancha, por poner un ejemplo.
  8. En los restaurantes “chino chino” suelen comer otros clientes chinos, pero en los tradicionales no.
  9. Los chinos tradicionales no abusan del picante para no molestar. En cambio, si vas a uno “chino chino” cuyos dueños son del sur, tu boca arderá como si estuvieras en el infierno.